Sobre mí



Hola, mi nombre es María Isabel Sánchez García aunque me llaman Maribel.


Soy Técnico Superior en Documentación Sanitaria, creadora del Método de Terapia Ayesha, Maestra de Reiki, principalmente trabajo con Psicogenealogía y Constelaciones Familiares.

Además de las Flores de Bach, Kinesiología y Transgeneracional. 

Actualmente paso Consultas, imparto Formación y Talleres Online y Presencial.

¿Con quién me formé?


Isabel Díaz Cano, Cristian Salado, Aura Kupper, María Huertas Hernández, Marian Roig Estellés, Brigitte Champetier, Peter Bourquin, Isabel Jiménez Caballero, entre otros...

Llevo más de 15 años acompañando a personas que tienen problemas de salud o se sienten mal en sus relaciones personales, con sus hijos, su pareja, ex pareja, padres, familia, jefe, compañeros de trabajo... o simplemente no saben qué les sucede pero no se encuentran bien.

Les ayudo a entender los patrones adquiridos en la niñez o heredados del árbol genealógico y así poder vivir una vida plena y feliz.

Ayudo Holísticamente a las personas que vienen a solicitar mi acompañamiento, guía o ayuda en todos los sentidos, ya sea a nivel físico, emocional o espiritual, porque hay que recordar que “somos seres espirituales viviendo una experiencia humana”.

Siempre estuve buscando algo que me explicara la razón de la vida, el porqué del sufrimiento y el dolor, sobre todo, porque en el fondo intuía que había algo más. 

Para mí, la vida era algo más que lo que vemos a simple vista. Ya intuía, sin saber el nombre “Transgeneracional”, esa unión con algo más grande que nosotros o con nuestros ancestros, no sé, simplemente me dejaba guiar. 

Desde que recuerdo buscaba algo diferente, era como si supiese que había algo más de lo que nadie hablaba y que yo quería conocer… claro, con los años comprendes muchas cosas...

Como dice Alejandro Jodorowsky, todos tenemos un mapa del tesoro y éste es nuestro árbol genealógico. Nunca necesité ir a buscar muy lejos. Lo cierto es que cuando me ponía a buscar algo que quería conocer, me llegaba la información como por arte de magia, y así, llegaban a mí maravillosas personas,  libros e información de todo lo que necesitaba justo en ese momento.

Por fin descubrí que así es, que es totalmente cierto que existe algo más grande que nosotros, que nos acompaña y nos guía y que sólo se trata de poner un “orden”, que aunque creamos que somos una cáscara de nuez en un inmenso océano, tenemos la responsabilidad y el timón en nuestras manos.

Son increíbles los cambios que he llegado a ver, empezando por los míos propios.

Siempre he sabido que somos un canal de energía y estamos aquí al servicio de algo más grande que nosotros.

Me dejo guiar y estoy completamente segura y tranquila porque no nos podemos perder, todo está bien, todo es como tiene que ser, como se necesita que sea.